Fundidos

Quería abrazarlo fuerte para que nunca se marchara. Pero sus brazos estaban demasiado helados y él era un rayo de Sol. Así que se dejó fundir en el abrazo por un fuego que había olvidado. Y entonces fueron dos, unidos para siempre por un mismo calor. 📸Pinterest