Solo quédate

¿Por qué te vas tantas veces en una sola vida?
Dicen que estás hecha de pequeños momentos,
pero esta existencia es tan estrecha
que de pequeños momentos se jacta de inmediato.
Sabe a seco, y a mojado
Huele a ecos del pasado.
Y a futuros que se deshacen antes de ser.
Como las burbujas de vacío mojado en la boca de un pez,
que no sirven para nada más que extasiar algunos ojos vivarachos (o chismosos),
y dejarle al pequeño marino marinero
el regusto gélido de algo que un día fue.
Porque la memoria se nos desintegra igual que las cosas en el agua;
se desintegra y se diluye;
igual que esos momentos tuyos
que a ratos (o a saltos de corazón) nos dejas vivir.
Eres nuestro latir; ¡pero qué rápido te vas!
¡Ay, quédate un poco más!;
bohemia, acalambrada, estancada en lo que no entendemos,
en lo que vemos, y en lo que no queremos ver.
Pliégate a la holgura de la cuerda del tiempo;
hazte oxígeno y Sol.
Sé un poco más, para algunos pocos más.
Solo quédate, felicidad.

📸Canva

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s