Siete meses

Aquellas voces le quemaban la sangre y le derretían los pensamientos. Todos decían que estaba loca; y debía estarlo para aguantar el fuego que le carcomanía las entrañas. Nadie en su sano juicio es capaz de aguantar tal tortura sin morir. Tal vez sí había muerto y esta era otra realidad, otro mundo; un purgatorio inexplicable por algo que merecía, aunque no lo recordara. Dicen que todos somos pecadores; ella debía ser de la peores.

Pero por alguna razón aquello se sentía como el mundo normal, donde había nacido y crecido. Un mundo que había cambiado de la noche a la mañana; y específicamente una noche en particular. Despertar en una habitación lúgubre, envuelta en penumbras, atada a una cama fría y dura, fue el recibimiento a esta nueva dinámica de vida que solo en siete meses la había convertido en un zombi.

Eso debía ser, un castigo merecido. Vías venosas abiertas; batas blancas con ojos de pescado asustado; luces que a veces se transformaban en choques eléctricos sobre su cabeza, eran su día a día. Siete meses, como siete años de mala suerte por romper un espejo que inexistente.

Y a cada momento aquel dolor quemante desde la profundidad de sus sentidos, azotando sus nervios, halándole la piel, zumbándole em los oídos. Y la frase “esquizofrenia paranoide” viajando sobre su mente abierta (literalmente), oxigenada de más a través de los pequeños agujeros de trepanación que a veces olvidaba.

Pero al llegar la noche todo cambiaba: el caos diurno de infinitas torturas; las dudas sobre “estar o no estar; ser o no; exitir o pertenecer al Más Allá”; todo se disolvía ante la estela que guarda el secreto del universo.

Luego de que el enfermero ajustaba las amarras de la cama, las memorias se agolpaban en su realidad y caía en cuenta del porqué de todo aquello. Cuando la mole de blanco cerraba la puerta de la habitación, y salía por el pasillo del Asilo Psiquiátrico haciendo intentos desafinados de un “Stairway to heaven” armonizado con chiflidos, ella recordaba que aquel no era un castigo, solo un proceso que ya llevaba más de doscientos días, al que su cuerpo no estaba acostumbrado.

Y tuvieron que pasar dos meses más para que su barriga hinchada explotara y revelara la verdad. Nadie le había creído cuando dijo que era un cometa en un cuerpo de mujer, y que cada noche volaba por la vía láctea mientras las esquirlas cósmicas le arañaban sus adentros clamando libertad. Pero al ver aquel parto de polvo de estrellas no les quedó más remedio que arrodillarse, llorar y pedir perdón al cielo adonde ella regresó.

Texto para el #RetoOjoPluma de Twitter, de @MandragorAradia

📷MandragorAradia

8 comentarios sobre “Siete meses

  1. Me gusta tu manera de escribir, sabes, el poder de la escritura no radica en escribir para tratar de gustarle al público, sino en soltar esos pensamientos, sentimientos y valores para plasmarlos en letras para que el público reflexione, valore, ame, aprenda, respete y entonces el público poco a poco comenzará a entender y a querer lo que escribimos. Eres genial amiga. Gracias por todo lo que escribes

    Me gusta

  2. Me ha encantado, a mi personalmente el tema de las enfermedades mentales me llama mucho, pero además de esto me ha dejado una sensación dulcemente triste. No se si la chica era un cometa o simplemente su enfermedad dibujó ese final para sí misma y eso es lo que más me ha gustado.

    Me gusta

    1. Me alegro de que te haya gustado, y sobre todo, de que te deje la cosquillita de la interpretación, que para mí es el mejor regalo cuando escribo.; me encanta dejar la mente abierta del lector, para que interprete lo que le plazca. Millones de gracias por tu comentario 😊👌🏾🥰

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s