Dama de la justicia… por un rato

Le dieron un trabajo divino: pasar por el mortero a todo el que obre mal. Luego le cortaron las manos, le quitaron el mortero, y la convirtieron al algún tipo de acero inoxidable mezclado con madera reciclada (porque era lo que estaba de moda). Y ahí está, inmutable por fuera, sollozante por dentro; viendo cómo … Sigue leyendo Dama de la justicia… por un rato